Somatic Experiencing

El único modo de acceder conscientemente a nuestros recursos curativos es a través de la sensación y el sentido de la percepción.

Peter Levine

Somatic Experiencing

El único modo de acceder conscientemente a nuestros recursos curativos es a través de la sensación y el sentido de la percepción.

Somatic Experiencing emplea la conciencia de las sensaciones corporales para ayudar a las personas a «renegociar» y curar sus traumas en lugar de revivirlos. Con la guía adecuada con la «sensación sentida» instintiva del cuerpo, las personas pueden acceder a su propia inmunidad incorporada al trauma, lo que permite que las energías de supervivencia altamente excitadas se descarguen de manera segura y gradual. Cuando estas energías se descargan, las personas experimentan con frecuencia una reducción dramática o la desaparición de sus síntomas traumáticos.

El viaje de sanación puede ser un «despertar» a recursos sin explotar y sentimientos de empoderamiento. Con la ayuda de estos nuevos aliados, las personas pueden abrir portales al renacimiento y lograr una mayor sensación de vitalidad y fluidez

Tradicionalmente, se ha considerado que el trauma como un desorden mental psicológico o psiquiátrico, por lo que la mayoría de las terapias de trauma se dirigen a la mente mediante la palabra o recurren a la medicación. Aunque ambos procedimientos tienen su utilidad Somatic Experiencing® considera que el cuerpo desempeña un papel muy importante en la curación del trauma. Comprender de qué forma el cuerpo se ve afectado por el trauma y cuál es su papel en la curación de sus secuelas es vital. Sin esta base, nuestros intentos para superar el trauma serán siempre limitados y parciales.

Somatic Experiencing® Es un enfoque naturalista a corto plazo para la resolución y curación del trauma desarrollado por el Dr. Peter Levine. Se basa en la observación de que las presas salvajes, aunque se ven amenazadas de forma rutinaria, rara vez sufren traumas. Los animales en la naturaleza utilizan mecanismos innatos para regular y descargar los altos niveles de activación de energía asociados con los comportamientos defensivos de supervivencia. Estos mecanismos proporcionan a los animales una «inmunidad» incorporada al trauma que les permite volver a la normalidad después de experiencias muy «cargadas» que ponen en peligro la vida.

Aunque los seres humanos nacen con prácticamente los mismos mecanismos reguladores que los animales, la función de estos sistemas instintivos a menudo es anulada o inhibida, entre otras cosas, por la parte «racional» de nuestro cerebro. Esta restricción evita la descarga completa de las energías de supervivencia y no permite que el sistema nervioso recupere su equilibrio. La «energía de supervivencia» no descargada permanece «atascada» en el cuerpo y el sistema nervioso. Los diversos síntomas del trauma son el resultado del intento del cuerpo de «manejar» y contener esta energía no utilizada.

SE® emplea la conciencia de las sensaciones corporales para ayudar a las personas a «renegociar» y curar sus traumas en lugar de revivirlos. Con la guía adecuada con la «sensación sentida» instintiva del cuerpo, las personas pueden acceder a su propia inmunidad incorporada al trauma, lo que permite que las energías de supervivencia altamente excitadas se descarguen de manera segura y gradual. Cuando estas energías se descargan, las personas experimentan con frecuencia una reducción dramática o la desaparición de sus síntomas traumáticos.

Debido a que los eventos traumáticos a menudo involucran encuentros con la muerte, evocan respuestas extraordinarias. El proceso de transformación puede permitir que las personas profundicen su sentido de sí mismos y de los demás. El viaje de sanación puede ser un «despertar» a recursos sin explotar y sentimientos de empoderamiento. Con la ayuda de estos nuevos aliados, las personas pueden abrir portales al renacimiento y lograr una mayor sensación de vitalidad y fluidez. La experiencia puede ser un despertar espiritual genuino, uno que permite a las personas volver a conectarse con el mundo.

La estructura misma del trauma, incluida la hiperexcitación, la disociación y congelación, se basa en la evolución de los comportamientos de supervivencia de depredadores / presas. Los síntomas del trauma son el resultado de una respuesta biológica incompleta altamente activada a la amenaza, congelada en el tiempo. Al permitir que esta respuesta congelada se descongele y luego se complete, el trauma se puede curar.

Los síntomas traumáticos no son causados por el evento peligroso en sí. Surgen cuando la energía residual del evento no se descarga del cuerpo. Esta energía permanece atrapada en el sistema nervioso, donde puede causar estragos en nuestros cuerpos y mentes.

Al dirigir la conciencia al cuerpo, se accede a los propios recursos innatos, lo que permite que la alta activación sea liberada y se consigue no solo una considerable reducción, sino incluso la desaparición completa de los síntomas traumáticos. La persona recupera vitalidad, presencia, capacidad de estar en el aquí y ahora.

Favorece una mayor conexión con el propio cuerpo, y así poder actuar con una mayor coherencia desde “cuerpo-mente-espíritu”. Ello deriva en un mayor respeto a uno mismo en diversos aspectos como “cuáles son mis necesidades, como pongo límites saludables, como me cuido o como desarrollo una mayor capacidad de contención”.

Ayuda a descubrir el funcionamiento del Sistema Nervioso y enseña a “autoregularse”, por ejemplo como tranquilizarse si se está nervioso, entender el lenguaje del cuerpo y prestarle la atención debida, o descubrir patrones de conducta y pensamiento que han quedado “trabados” y salir de ellos de manera consciente y “animalesca”.

El profesional educa a los clientes sobre el funcionamiento de su sistema nervioso autónomo y les ayuda a aumentar la conciencia de sus propias sensaciones corporales.

Como profesional de esta «psicoterapia corporal», habla con su cliente sobre lo que está experimentando y percibiendo en el cuerpo exactamente.

El profesional, con su presencia tranquila y confiada, pretende crear un entorno de seguridad durante las sesiones. En general, el objetivo es ayudar a disminuir la angustia y los síntomas que siente el cliente para que éste pueda experimentar una mejora en su capacidad de adaptación y en su calidad de vida.

Va a depender del evento traumático en sí, de la capacidad el sistema nervioso para contener las propias sensaciones, y de cómo las experiencias vividas a lo largo de la vida han influido en el sistema nervioso. Un trauma se produce cuando algo es demasiado fuerte, demasiado intenso y demasiado rápido para que el SN lo pueda digerir. También, si es repetitivo en el tiempo, como es el caso de abandono, abuso físico, emocional o sexual. Trauma prenatal y separación posparto. La falta en nuestra crianza de tacto, contacto, apoyo, sostén, conexión, sintonía, presencia, predictibilidad…

Hay muchos factores que han influido desfavorablemente en nuestro sistema nervioso y que nos han conducido a desconectarnos de nuestros cuerpos para poder sobrevivir.

Somatic es una experiencia sensorial que me ha devuelto a la vida y que no puedo explicar con palabras, simplemente porque las palabras no pueden ocupar la experiencia.
Pensar y sentir que la vida no merece la pena ser vivida o vivir continuamente con pensamientos suicidas no es algo natural, y tampoco lo es vivir pensando que en un futuro quizás consiga ser feliz.

La vida es la vida, tal y como viene, y para eso nuestro sistema nervioso necesita resiliencia y autorregulación. Algo absolutamente necesario para aprender a vivir con dignidad y plenitud. ¿Qué ha significado para mi SE? Les diré que he recuperado mi vida y que he empezado a aceptarme tal y como soy, porque la vida va de eso: de respetarse y de amarse.

Poder conectar con mi cuerpo ha sido todo un privilegio que me ha conducido a conectar con mi ser más profundo: mi verdadero yo.

Ascensión Cortés

Acompañamiento para madres y padres implicados

~ Consultas Online y presenciales ~

~ Sesiones individuales ~

~ Sesiones grupales ~